GALLETAS

GALLETAS - MACARONS - PIRULETAS

RECETA BÁSICA PARA GALLETAS

- 250 g de mantequilla
- 120 g de azúcar glas
- 1 huevo
- 500 g de harina tamizada
- aroma al gusto


ELABORACIÓN DE LAS GALLETAS

- Mezclamos todos los ingredientes de uno en uno y en este orden.
- Añadimos la harina tamizada y poquito a poco.
- Si nos dificulta mover la mezcla con la cuchara podemos utilizar las manos.
Ahora hay dos opciones: (yo prefiero la opción B)
- OPCIÓN A: De la mezcla hacemos dos bolas que envolvemos en papel transparente y metemos en la nevera unos 20 minutos.
- Precalentamos el horno a 160º, calentando arriba y abajo y sin ventilador (ya sabéis que cada horno es diferente, id cogiéndole el truquillo)
- Extendemos una de las bolas sobre una superficie enharinada con un rodillo de madera. El grosor depende de lo que queramos hacer.
- Elegimos el cortador y aprovechando bien los espacios comenzamos a cortar.
- Con un cuchillo plano levantamos la masa de la galleta y la colocamos sobre el papel vegetal que anteriormente hemos colocado sobre la bandeja del horno.
¡¡Cuidado de no poner juntas las galletas y cuidado con los bordes de la bandeja para que nuestra galleta no coja forma!! Es mejor hacer las galletas en 2 ó 3 tandas.
- Metemos en el horno siempre colocando la bandeja de la mitad para arriba.
- Esperamos unos 20 minutos y cuando veamos que las galletas empiezan a coger color podemos sacarlas y colocarlas sobre la rendija para que terminen de enfriarse.

-OPCIÓN B: de la mezcla hacemos 2 bolas (moviéndolas bien para quitar las grietas). Colocamos papel vegetal, una de las bolas y otra vez papel vegetal sobre ella. Estiramos bien con un rodillo, observando que la masa quede completamente lisa y con el mismo grosor. Para ello puedes usar niveladores.
- Colocas la masa estirada sobre una bandeja y la guardas en la nevera sobre unas 2 ó 3 horas. Haces lo mismo con la otra bola de masa.
- De esta manera no incorporas más harina a la mezcla y al estar fría puedes cortar mejor las figuras sin perder su forma.

Para las dos opciones, cuando saques las galletas del horno, antes de quitarlas de la bandeja, aplástalas con un alisador para quitar las burbujitas que le hayan podido salir.
Colócalas en una rejilla y déjalas enfriar.
Sabes que te pueden durar hasta un mes.

y ahora unas fotitos